Integrantes Movimiento de Universitarias Oaxaqueñas en Vigilancia ante las Agresiones Sexuales (MUOVAS) acusaron hoy a la directora del Instituto de Investigaciones Sociológicas de la UABJO, Virginia Reyes de la Cruz, de encubrir y permitir que A.R.L., acusado mediáticamente de haber violado a una estudiante, siga trabajando en ese instituto.

A través de una carta pública, las MUOVAS también reprochan a la titular del Instituto de Investigaciones Sociológicas de la Universidad Autónoma Benito Juárez de Oaxaca (IISUABJO) que no haya actuado en consecuencia y ponga en riesgo a otras estudiantes, asistentes y trabajadoras al permitir que A.R.L. siga trabajando.

Señalan que existe una investigación formal, desde las oficinas del abogado general, en contra el acusado y pese a que las estudiantes se han pronunciado que no quieren tener como maestro al agresor, “nos queda claro que para ti la violación, el abuso sexual y de autoridad no es algo grave…Nos apena que en un lugar donde se hace investigación social y se alardea sobre la formación crítica de estudiantes, se enseñe con la imposición y el autoritarismo y se hayan normalizado actitudes patriarcales y misóginas”.

Tras señalar que debe renunciar al cargo que hoy tiene, por hacer caso omiso a la denuncia que fue hecha pública en febrero pasado y del cual existe un expediente (interno) que se dio a conocer el pasado 13 de mayo, del que el Consejo Técnico no quiso hacerse cargo.

Las denunciantes también refieren que la directora del IISUABJO permitió que tres personas dejaron de laborar en esa institución, porque no estaban dispuestas a “alinearse” a su posición al dudar de la inocencia del maestro acusado y ha permitido la reincorporación de A.R.L. como maestro.

También le reclaman el hecho de señalar a las MUOVAS como un grupo político que quiere golpear y le preguntan ¿A quién queremos golpear? ¿A un profesor que hasta el pasado 27 de febrero era un desconocido? ¿Al coordinador de un “programa de maestría internacional” que para esa fecha ni siquiera iniciaba? ¿A un investigador que para tener, según él, 20 años en la academia tiene un marginal e insignificante capital académico?

Luego de asegurar que su actitud ha estado falta de ética y sí llena de misoginia, le piden que deje de obstaculizar el proceso de justicia, protegiendo al agresor contra la verdad histórica.

Cabe señalar, que de acuerdo con investigación de SemMéxico, que en todo el sistema de la Fiscalía General de Justicia del Estado, no existe registro alguno de la denuncia penal interpuesta en contra de A.R.L.

Con información de medio aliado: