Nuevamente, el Grupo Parlamentario de Morena se siente agraviado, lastimado, no menos que los familiares del compañero Oscar Espinosa Coraza a quien manos criminales le arrebataron la vida.

 

Nuestro grito no es propiciado por el dolor, es originado porque –desde meses atrás– al igual que al pueblo, nuestra voz no es escuchada por las instituciones encargadas de ofrecer seguridad y procurar justicia para las familias oaxaqueñas que han perdido un ser querido debido a la inseguridad.

 

El GPM ha confiado –en exceso– en las instancias de gobierno que, una y otra vez, arguyen avance en investigaciones y protocolos que desconocemos, como respuesta a nuestra constante, cotidiana exigencia de justicia para acciones y hechos sangrientos suscitados meses atrás.

 

Hoy, un compañero de Morena, pero ante todo integrante del pueblo mixteco que lucha por salir de sus rezagos fue asesinado por desconocidos.

 

Hoy volvemos a exigir atención de las instancias de seguridad y justicia para que implementen acciones a favor de quienes han sido víctimas de la violencia.

 

Ya basta de respuestas mediáticas, basta de impunidad. La FPM exige lo que toda la sociedad demanda JUSTICIA! es mucho pedir al Gobierno y sus áreas correspondientes?

 

Sobre El Autor

Redacción