Giselle Melchor/ Voces Oaxaca

El Jaguar ha sido una especie en peligro, en Oaxaca se enfrenta a la destrucción desenfrenada de selvas y bosques, así como de la cacería ilegal y el conflicto con la ganadería.

La relevancia del Jaguar para nuestros ancestros en las culturas mesoamericanas llegó a ser tal, que eran venerados como deidades, estas evidencias quedaron plasmadas en las esculturas y pinturas de las principales zonas arqueológicas que se conocen. Debido a la creencia que el jaguar era una manifestación viva de sus Dioses.

Se estima que existían más de 100,000 jaguares en el continente americano antes de la colonización, en la actualidad se conoce que su población no es mayor de 50,000 en todo el mundo, y se cree que en México tan solo existen 3,800 ejemplares de la especie. Sin embargo, en el estado de Oaxaca se estima que existen alrededor de 450 especies.

Por lo anterior el pasado 16 de agosto durante una sesión del congreso local, se firmó un decreto por el que se declara el Jaguar como patrimonio tangible e intangible, cultural, natural y biológico del Estado de Oaxaca que busca a través del reconocimiento, la protección de esta especie en peligro de extinción.

La iniciativa tuvo origen desde la sociedad civil y la academia, encabezada por el Plan Estratégico para la Conservación Sustentable del Jaguar y su Hábitat: Selvas y bosques (PRECONJAGUARH A.C); Alianza Oaxaca para la Conservación del Jaguar (AOCJ), El laboratorio de Mastozoología del Centro de Investigación Interdisciplinario para el Desarrollo Integral del Instituto Politécnico Nacional, Campus Oaxaca (CIIDIR-IPN-OAX) y la Escuela de Ciencias de la Universidad Autónoma Benito Juárez (UABJO).

“La conservación del jaguar dependerá de un esfuerzo coordinado entre la sociedad, la academia, la iniciativa privada y los gobiernos” manifestó el doctor Alfonso Aquino Mondragón, director de PRECONJAGUARH A.C.

Este hecho histórico se logró después de que la iniciativa fuera presentada por el legislador Fernando Lorenzo Estrada, presidente de la Comisión Permanente de Cultura de la LXIII Legislatura y por la Diputada Paola Gutiérrez, presidenta de la Comisión Permanente de Ecología.

Después de este decreto los organismos involucrados buscarán que la UNESCO reconozca también a la especie, como patrimonio tangible e intangible cultural, natural y biológico de la humanidad.