La segunda ciudad más importante del Estado de Oaxaca, San Juan Bautista Tuxtepec, se ha olvidado de lo que es la honestidad y transparencia de sus autoridades municipales, las cuales son encabezadas por Fernando Bautista Dávila, emanado del Partido del Trabajo (PT). Autoridades que están muy lejos de representar un cambio prometido y anhelado, a años luz se quedaron esos discursos de tiempos mejores y de democracia para la región de la cuenca del Papaloapan.

La falta de transparencia en los recursos asignados a este municipio, así como los gastos excesivos y el compadrazgo, han originado que sea el propio Instituto de Acceso a la Información Pública y Protección de Datos Personales del Estado de Oaxaca (Iaipo) quien exija al edil tuxtepecano transparentar y dar respuesta a las solicitudes de información que no ha atendido en tiempo y forma.

Y es que al hablar de transparencia, no hablamos de unos cuantos millones de pesos, hablamos de la adquisición de 3 vehículos recolectores de basura, así como de una pipa para ayudar en la transportación de agua potable, bienes que hasta el momento se desconoce de que forma y en que términos se adquirieron. Aunado a esto, se encuentra la información sobre el organigrama municipal, ya que aun año de iniciar la administración se desconoce quienes trabajan y cuánto perciben los empleados municipales, trayendo por ende un desconocimiento total del gasto en nómina que se realiza cada quincena en este municipio, pero que se estima supera los 15 millones al mes.

Si de transparencia se habla en Tuxtepec se olvidaron de esto, ya que ni las fiestas patronales se salvan de estar libres de este tipo de pecados, ya que recientemente con motivo de esta fiesta se presentó la cantante Yuri y la Sonora Dinamita, agrupaciones que engalanaron las fiestas a costillas del presupuesto, pero que en ningún momento se ha informado del derroche que se hizo por este atractivo, ni por ninguna actividad que se presentó durante las festividades.

Cabe resaltar que el actual presidente municipal Fernando Bautista Dávila de extracción petista, está denunciado ante la Procuraduría General de la República (PGR) por casi 30 medios de comunicación y 50 periodistas que realizan sus labores en la región de la Cuenca del Papaloapan, ya que está acusado del delito de espionaje hacia los trabajadores de la comunicación, así como también por una serie de acciones intimidatorias contra quienes critican o señalan su actuar frente a la administración municipal.

Por tal motivo el Pleno del Iaipo en la Ciudad de Oaxaca, sometió al análisis en su XVII Sesión Ordinaria los cinco recursos de revisión en contra del Ayuntamiento de San Juan Bautista Tuxtepec, y uno en la XI Sesión Extraordinaria, mediante los que el Consejo General del Órgano de transparencia en la entidad, resolvió que en todos los asuntos se ordena la entrega de la información en cumplimiento a la Ley de Transparencia y Acceso a la Información Pública para el Estado de Oaxaca. Orden que se espera acate el munícipe, el cual siempre ha hecho alarde de estar bien apadrinado y protegido por los líderes estatales y nacionales del Partido del Trabajo.