En Texas, funcionarios de inmigración arrestaron hace unos días al premiado periodista mexicano Emilio Gutiérrez Soto y a su hijo.; toda vez que fue desechada su petición de asilo político en el país del norte.

Gutiérrez buscó asilo en Estados Unidos por primera vez en 2008, luego de recibir amenazas de muerte por parte del Teniente General Ildefonso Martínez Piedra, y el General, entonces perteneciente a la quinta zona militar, Alfonso García Vega, esto tras informar sobre un supuesto caso de corrupción en el ejército mexicano.

El periodista quien fue detenido la semana pasada luego de que su solicitud de asilo fuera rechazada, ahora enfrenta la deportación a México, uno de los países más peligrosos del mundo para los periodistas.

Las siguientes son las palabras de Gutiérrez, que habló por teléfono, por intermedio de un traductor, desde el Centro de Detención de West Texas en Sierra Blanca –un establecimiento carcelario con fines de lucro–, en un evento organizado por el Club Nacional de Prensa el lunes por la noche.

Emilio Gutiérrez Soto dijo: “Por favor no nos olviden, no olviden publicar la dolorosa y aterradora situación en la que me encuentro, y las aterradoras condiciones en las que debe trabajar un periodista en México”.

De igual forma recuerda el periodista que después de interponer las denuncias correspondientes contra los militares las autoridades le sentenciaron: “No te metas con los militares, porque son muy peligrosos”, algo que recuerda claramente y que asegura representa una de las mayores amenazas para él y su hijo.