Integrantes de Asociación Civil Alianza Universitaria, la cual es encabezada por Jhovany Cabrera, director de la Facultad de Contaduría y Administración (FCA) de la Universidad Autónoma Benito Juárez de Oaxaca (UABJO), iniciaron el día lunes una colecta de víveres, para ayudar a las personas en desgracia tras el terremoto de días pasados y que tuvo como consecuencia más de 70 personas muertas tan solo en el estado de Oaxaca.

Con la responsabilidad que ha caracterizado al director de la FCA, éste junto con los directivos del Bachillerato Especializado en Contaduría y Administración (BECA), que encabeza el licenciado Israel Cruz Martínez, conminó a los universitarios para realizar esta acción humanitaria en favor de quienes están sufriendo las consecuencias de los fenómenos naturales

“Como universitarios tenemos un compromiso amplio y responsable hacia la ciudadanía, es a ella a quién le tenemos que entregar cuentas, por tal motivo hice el llamado para que las y los estudiantes de la máxima casa de estudios del Estado realicen esta labor social de manera paralela a sus estudios universitarios, lo que hoy estamos haciendo marcará un antes y un después de lo que somos como estado por tal motivo es momento de que todas y todos afrontemos las consecuencias del terremoto” sentenció el presidente de Alianza Universitaria.

Con tres centros de acopio localizados tanto en la Facultad de Contaduría y Administración, así como en el Bachillerato Especializado en Contaduría y Administración y el Zócalo de la Ciudad de Oaxaca, los integrantes de Alianza Universitaria pretenden recaudar lo más que se pueda para que el fin de semana sea trasladado a la zona del istmo de Tehuantepec, para valorar las regiones más dañadas y que necesitan del apoyo ciudadano.

En palabras de Israel Cruz Martínez directivo del BECA, este señaló, “parte de los valores que se le deben inculcar a las y los educandos es el compromiso y la solidaridad hacia sus semejantes, ya que la forma en que actúan será la forma en como se desenvuelvan profesionalmente ante la sociedad, por tal motivo este reto implica valores ayuda y principalmente generar el bien común”.

A decir del maestro Joel Pablo Martínez, encargado del centro de acopio del Zócalo de la Ciudad, esta labor será de manera permanente y ajena a todo interés político o personal, ya que es un momento crítico en Oaxaca y se necesita de la mano de todos y que mejor impulsarlo desde la máxima casa de estudios del estado de Oaxaca.

Los estudiantes que están encargados de estos centros de acopio cubrirán horarios de 9 de la mañana a 6 de la tarde en los tres puntos antes mencionado esperando que la respuesta de la sociedad y de los universitarios principalmente sea positiva y en beneficio de las comunidades más lastimadas por el terremoto pasado.