La Alerta de Violencia de Género (AVG) es un mecanismo para implementar medidas urgentes en cuestión de meses y no para que se quede eternamente, consideró la investigadora, ex diputada constituyente de la Ciudad de México e impulsora de la Ley General de Acceso de las Mujeres a Una Vida Libre de Violencia, Marcela Lagarde y de los Ríos,

La investigadora ofreció una conferencia magistral como parte de Foro “Ciudades Seguras para Niñas y Mujeres” organizado por la Secretaría Municipal de la Mujer y la Universidad Autónoma de Chiapas (Unach), que se realizó este miércoles 23 de Agosto en la biblioteca central universitaria.

Durante su conferencia, Marcela Lagarde habló sobre la AVG y dijo que los gobiernos locales deben de reconocer este mecanismo como una oportunidad de unir esfuerzos en contra de la violencia feminicida.

Señaló que los índices de feminicidio han aumentado no solo en Chiapas, sino en todo el país y que México tiene cifras similares en violencia contra mujeres que países como Afganistán, un lugar en guerra.

Un estudio publicado por la organización internacional Human Rights Watch (HRW) en 2008, destaca que 87.2 por ciento de las 4 mil 700 mujeres afganas encuestadas habían experimentado por lo menos una forma de violencia física, sexual o sicológica, incluyendo el matrimonio forzado y los “asesinatos de honor”.

En México, según datos de la reciente Encuesta Nacional sobre la Dinámica de las Relaciones en los Hogares (Endireh), señala que 66 por ciento de las mexicanas, ha vivido violencia.

En Chiapas, en noviembre del año pasado se declaró la Alerta de Género para siete municipios de la entidad: Comitán, Chiapa de Corzo, San Cristóbal de las Casas, Tapachula, Tonalá, Tuxtla Gutiérrez y Villaflores. Así también se ordenó que se implementen acciones específicas que atiendan la violencia de género contra las mujeres indígenas que viven en la región Altos del estado.

En la declaratoria, se le ordena al estado, una serie de medidas  para garantizar una vida libre de violencia para las mujeres en la entidad, entre ellas:

Resolver los casos de violencia contra las mujeres y casos de feminicidio; determinar una medida de reparación simbólica para las mujeres por los casos de feminicidio; acatar la Norma Oficial Mexicana 046, sobre la violencia familiar, sexual contra las mujeres; fortalecer el Centro de Justicia para las mujeres y la Secretaría para el Desarrollo y el Empoderamiento de las Mujeres (Sedem).

También se le ordenó generar campañas en contra de la violencia machista; capacitar a las y los servidores públicos y personal de salud.

La impulsora de la Ley General y de la tipificación del feminicidio, dijo que es necesario que los gobernantes locales reconozcan de manera pública la declaratoria y expliquen por qué se hizo así, también deben de hacer públicas todas las acciones que se están realizando como parte de esta medida.

Marcela Lagarde y de los Ríos también habló durante su intervención sobre la construcción de ciudades donde exista igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres y sobre la importancia de que se no se aborde el tema de género desde una perspectiva aislada, sino integral.

Por la tarde la investigadora se reunió con integrantes de diferentes organizaciones civiles con quienes habló de su libro: “el feminismo en mi vida”.

Con información de medio aliado: