Sin una consulta previa e informada, los pobladores de Unión Hidalgo, Juchitán , serán afectados por nuevos proyectos eólicos que pretenden instalarse en la región del Istmo de Tehuantepec, así lo dieron a conocer organizaciones de la sociedad civil, quienes exigen que la empresa Eólica de Oaxaca S.A.P.I. de C.V. filial de la transnacional Électricité de France (EDF) Energies Nouvelle, salga del estado y de marcha atrás con este proyecto que aseguran dañará más del 50% del territorio de Ranchu Gubiña.

Los denunciantes expresaron su preocupación por la situación que vive la comunidad indígena zapoteca de Unión Hidalgo, ya que recientemente se ha denunciado que la Comisión Reguladora de Energía (CRE), Órgano Regulador Coordinado en Materia Energética, otorgó un permiso para la generación de energía eléctrica. Dicho permiso otorgado por el gobierno mexicano da un mensaje de incertidumbre para las comunidades y los pueblos indígenas que son los dueños legítimos de las tierras.

De acuerdo a los denunciantes el derecho a la consulta y al consentimiento libre, previo e informado se debe garantizar en las etapas preliminares de los proyectos. Esto incluye actos administrativos y cada una de las fases que impliquen la implementación de los mismos, ya que su propósito es garantizar que los pueblos indígenas participen de forma activa en las decisiones y acciones que afecten su vida, su tierra, territorio y bienes naturales. Situación que afirman no está pasando en esta comunidad zapoteca.

Al respecto, diferentes organismos y actores internacionales como el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, el Grupo de Trabajo de la ONU sobre las empresas y los derechos humanos, y el Relator para la situación de las personas defensoras de la ONU, se han pronunciado a través de recomendaciones al Estado mexicano sobre cómo debería realizarse una consulta indígena y cuáles son los criterios a tomar en cuenta para que el derecho a la consulta y al consentimiento libre, previo e informado se realice bajo los más altos estándares internacionales de derechos humanos. Asimismo, han observado el actuar de las empresas en nuestro país por sus faltas a la debida diligencia.

Los inconformes aseguraron “Nos preocupa que las autoridades del gobierno de Oaxaca y del municipio de Unión Hidalgo, hagan pública su intención de facilitar la llegada de la empresa EDF sin antes avisar formalmente a las y los habitantes de la comunidad indígena de que se realizará algún proceso de consulta. Recordemos que –por encima de cualquier otro interés el Estado debe garantizar certeza jurídica a las comunidades y colectivos sobre su tierra, territorio y bienes naturales.

Haciendo un llamado al gobierno federal y estatal para que deje sin efectos este permiso y realice un proceso de consulta libre, previa e informada que además contemple el consentimiento de la comunidad de Unión Hidalgo.

Las Organizaciones firmantes son:

Centro de Derechos Indígenas Flor y Canto A.C.

Conservación, Investigación y Aprovechamiento de los Recursos Naturales (CIARENA A. C.)

Comité de Defensa Integral de Derechos Humanos, Gobixha, Oaxaca (Codigo DH)

Proyecto de Derechos Económicos Sociales y Culturales (ProDESC A.C.)

Servicios del Pueblo Mixe A.C.

Servicios para una Educación Alternativa A.C. (EDUCA)

Tequio Jurídico A.C.